Las Heras tiene reina tras una Vendimia para el recuerdo

El departamento coronó a Julieta Cortez, una vez finalizado el espectáculo “Miradas del corazón” que anoche se desarrolló en el Parque de la Familia ante una multitud. Se sorteó un auto 0 Km. La velada estuvo conducida por Gisela Campos y Sergio Coco Gras.

La reina de la Vendimia de Las Heras 2018 es Julieta Cortez, quien se coronó la medianoche de hoy domingo al recibir 38 votos. La elección se dio una vez finalizado el acto central “Miradas del corazón”, desarrollado en un mega escenario ubicado en el Parque de la Familia y ovacionado por una multitud que se congregó a celebrar su fiesta. Uno de los presentes, la joven de 28 años Catherina Delgadillo, se volvió a casa en cuatro ruedas tras haber salido sorteado en el premio del auto O Km.

“Qué orgullo enorme fue poder compartir esta fiesta con ustedes, donde cada cuadro mostró una parte de nuestra historia. Gracias lasherinos por confiar en mí, prometo llevar estos atributos con la responsabilidad que esto conlleva y que juntos sigamos haciendo historia. ¡Feliz Vendimia!”, expresó Julieta, la hermosa soberana del distrito de Panquehua, de 22 años, quien -con lágrimas de emoción en sus ojos- recibió la corona en manos de la reina 2017 Sol Mengali.

Mientras, Ruth Nuñez entregó sus atributos de virreina a María del Rosario Guirado (19 años), de Capdeville, quien obtuvo 11 votos. La velada fue conducida por Gisela Campos y Sergio Coco Gras.

Bajo el cielo estrellado de una cálida noche mendocina, Las Heras festejó a lo grande y “haciendo historia” con una puesta en escena emotiva que honró sus lugares patrimoniales y su gente.

Con roles protagónicos del pequeño Santino Carbonari y Julián Chabert, además de la participación estratégica de Alicia Casares en la piel de la abuela, el guión relató la historia de un hombre de 45 años que se reencuentra con su niño interior al revivir su infancia.

Porque, con la dirección general de María Laura Fuertes, “Miradas del corazón” se trató de una sucesión de cuadros teatrales y coreográficos, varios con música en vivo, que trasladaban al espectador a sus propios recuerdos, para a través de ellos reconocerse en el otro como un pueblo unido en la pujanza del crecimiento y en el orgullo de ser lasherinos.

“La única patria certera que tiene el hombre es su infancia”, rezaba la voz en off a cargo del experto Rafael Rodríguez. Y de este modo nos introducía a una velada cargada de añoranzas, tradiciones y valores del pasado que al cerrar los ojos miramos desde adentro para abrazarnos en el mismo sentimiento de pertenencia.

La Orquesta Popular Municipal de Las Heras, bajo la dirección de Raúl Reynoso, maravilló al público desde un escenario elevado con un repertorio variado que incluyó el canto de las exquisitas Ini Ceverino y Estela Torino.

El despliegue escénico de “Miradas del corazón” abarcó unos 300 artistas, entre músicos, actores y bailarines, además de niños y vecinos participantes como el Cabezón Luis Veas, cocinero de Villa Clarita (Uspallata) famoso por sus pollos al disco; o Margarita, la más popular e icónica enfermera de Las Heras.

La cosecha rapeada, a cargo del grupo lasherino Deja Vú y dos jóvenes raperos, recreó el espíritu urbano de una vendimia siglo XXI que contagia su identidad también en las nuevas generaciones.

Otro momento original de la fiesta fue la escena de simulación al teatro negro, con utilería y un gran títere en flour para recrear los olores y las costumbres de barrio del protagonista.

Hasta Leonardo Favio sobrevoló el escenario cuando se recordó que en un club social de este departamento filmó parte de El romance del Aniceto y la Francisca, el cuadro romántico de la noche con fusión de boleros, bossa nova, bachatas y más. Doña Margarita, la enfermera, también renació en “Miradas del corazón”, junto al doctor Vicente Polimeni.

“Mansa historia”, vocifera el niño interior para contar la vida y obra de la bodega González Videla, la más antigua de Latinoamérica que aún mantiene su vigencia. Así como en esta “tierra de héroes” gestó el general Don José de San Martín el Cruce de los Andes.

El tango instrumental en vivo se haría presente al rememorar los bailes en el Club Huracán y el debut allí para nuestra tierra de la Orquesta Típica de Juan D´Arienzo.

El cuadro final con globos rojos en forma de corazones impactó a la platea y sirvió para cerrar un acto visual y sensorial que conmocionó por su fuerza escénica de simple y contundente mensaje argumental.

“Si llevás siempre la infancia dentro tuyo y mirás a los ojos, nunca vas a envejecer. (…) Los recuerdos honran la vida una vez que nos vamos”, aconsejaba la abuela al niño Julián. Y el plan resultó para volver a casa con el corazón más hinchado de compromiso y orgullo por enaltecer la historia de los lasherinos.

El intendente Orozco en “un lugar emblemático”

“Estar acá, en este lugar emblemático, celebrando nuestra Vendimia, es un orgullo muy grande. Estamos haciendo historia, escuchamos a nuestros vecinos pedirnos un espacio verde para disfrutarlo en familia y hoy estamos todos orgullosos de tenerlo. Y queremos seguir mirando desde nuestro corazón para avanzar juntos y que Las Heras comience a brillar”, expresó el intendente Daniel Orozco, quien estuvo acompañado por la vicegobernadora Laura Montero, el ministro de Economía, Infraestructura y Energía Martín Kerchner, el presidente de la Cámara de Diputados Néstor Parés, el ministro de la Suprema Corte de Justicia local Mario Adaro, el senador nacional Julio Cobos y Néstor Majul (subsecretario de Relaciones con la Comunidad de la Provincia).

Fuente: Prensa Las Heras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s