Locutores de festivales: el nexo entre los artistas y el público

Mucho se habla en esta época vendimial y festivalera de quienes conducen esas fiestas populares. El Festival de Alta Montaña convocó a cuatro uspallatinos, y aquí cuentan su experiencia en una charla cargada de anécdotas arriba y debajo de los escenarios.

Media hora antes, ya están listos y vestidos de gala para la ocasión. Con sus guiones en mano, repasan cada palabra que luego repetirán para miles de espectadores. El escenario les abraza esa pasión, y allí en una de sus puntas acomodan los pies del micrófono para dar la bienvenida a la hora exacta de iniciación.

Estas postales se repiten en el backstage de cada fiesta popular. Ellos son los (otros) protagonistas silenciosos de festivales o vendimias. Porque los locutores cumplen un rol esencial en este tipo de megaeventos: ser el puente entre el artista y su gente.

Y el Festival de Alta Montaña de Uspallata (Las Heras) no es una excepción. En su 28° edición seleccionó a cuatro periodistas y locutores que viven el encuentro cada año como profesionales y como vecinos.

Miguel Ángel Pelaytay y Marcelo Fernández son los “viejos” del cuarteto que completan Dante Reynoso y Andrea Laura Molina. Ellos dos pisan este escenario desde sus primeras ediciones. En cambio, para Dante y Andrea Laura siempre es un anhelo el ser convocados y lo han logrado en los últimos años.

“Como uspallatino, me enorgullece poder estar y compartir con nuestra gente nuestra fiesta. Siempre es un honor, no lo tomo como un trabajo más”, expresa Marcelo, quien junto a Miguel ha visto nacer este evento y hoy ven consolidado un espacio para el arte y la cultura de la región.

“Ha cambiado mucho. Hoy tiene una estética, una identidad propia”, completa Pelaytay. En tanto, Dante Reynoso opina: “Lo vivo con mucha alegría, sobre todo por el crecimiento que tiene el festival y que hace también crecer a los artistas de nuestro pueblo”.

La neuquina Andrea Laura rescata el valor y la cultura de su lugar que ha adoptado como propio. “Soy uspallatina también, así lo siento desde que llegué a vivir hace siete años. Amo comunicar todo lo que genera el valle, que es maravilloso y necesita difusión”, dice.

En cuanto al rol del locutor en un festival, los cuatro coinciden en que se sienten un nexo entre el artista y su público.
Andrea Laura Molina comenta: “Si justo a un músico se le cayó la guitarra, tenemos que darle seguridad. Tenemos que pensar en ellos y en el público que tenemos enfrente para que si hay situaciones imprevistas no generemos más ruido desde el escenario”.

Mientras, Marcelo Fernández apunta a “una presentación acorde que destaque la importancia de cada artista que participa”.

“Lo vivo como una interacción permanente con el artista y sobre todo con la gente. Debe ser una fiesta y nosotros somos los animadores. Pero no debemos convertirnos en protagonistas”, considera Dante Reynoso.

Al tiempo que Miguel Pelaytay apunta a la organización como valor esencial para que su trabajo salga prolijo y sin fisuras. “Acá hay un equipo de gente muy capacitada de la Municipalidad de Las Heras que crea a conciencia y con gran inspiración unos guiones hermosos. Eso nos ayuda muchísimo”, expresa.

Los cuatro locutores reconocen imprevistos que pueden ocurrir en este tipo de eventos. “Te puede pasar que a último momento haya un cambio en la grilla y tengas preparado el speech de un artista y lo debas modificar por otro. Son momentos que tenés que preveer y para ello tenés que estudiar los guiones, que saber acerca de cada número que forma parte de cada noche festivalera”, afirma Andrea Laura.

Y su colega Marcelo concluye con un anhelo personal: “Me encantaría que la televisión local y la nacional transmitan esta fiesta que es tan tradicional, con una identidad, una historia y una cultura propias que merecen ser contadas a viva voz”.

“La estrella es el artista, y tiene que subir triunfante aunque sea su debut en un escenario. Nosotros no somos las estrellas de un festival”, cierra Pelaytay.

De este modo se despiden de la charla, los tiempos son tiranos abajo del escenario y deben entrenar sus voces y discursos para volver al escenario. Las luces se prenden para ellos, los locutores de Alta Montaña que cada una de las tres noches buscaron hacer brillar a su fiesta popular.

El festival uspallatino cerraba esta noche de domingo con la actuación de Luciano Pereyra.

 

Fuente: Prensa Las Heras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s