Todas las manos todas se estrena en la Biblioteca Pública San Martín

El musipoema escénico, como lo denomina el dúo Ortega-Guillén, rinde un homenaje a la obra de Armando Tejada Gómez y podrá disfrutarse este viernes, a las 19.30, en la institución ubicada en la Alameda.

El reconocido poeta y titiritero Luciano Ortega y el músico Sebastián Guillén llevan adelante este espectáculo, que ellos consideran una ceremonia. Lo denominan musipoema escénico, porque tiene que ver con la poesía y con la música, pero no son poemas y música separada, sino que son un entramado, en el que se genera un nuevo lenguaje entre ambas expresiones.

Como adelantan los artistas, “el eje fundamental es la poesía de Armando Tejada Gómez. La idea es ponerle el cuerpo a la palabra poética de nuestro referente y que se estrene un día antes del aniversario del nacimiento de Tejada no es casual”, comenta Luciano Ortega.

“Más que un recital, queremos que tenga que ver con el clima de las ceremonias, porque la idea es habilitar la escucha, la capacidad de escuchar poesía. Nosotros estamos convencidos de que, a pesar de que estamos en una época de la imagen dada, la palabra sigue teniendo vigor y, cuando se produce un coro de escuchas, todos somos protagonistas. La idea es llegar a ese clima, donde podamos poner cuerpo a la palabra poética de Armando Tejada Gómez”, finalizó Ortega.

La entrada es libre y gratuita.

Todas las manos todas

En un anhelo de rescatar el ya casi olvidado arte de la oralidad -como los viejos actores de la legua- abordando el minimalismo de la palabra y los acordes de la música acústica, Sebastián Guillén y Luciano Ortega se unen para expresar, con voz propia, la desnudez de lo poético que exige el acto vital de ser oyente, que propone un círculo de música y poesía, sin que ninguna esté al servicio de la otra, ni se convierta en un mero acompañamiento. No se trata –por lo tanto- de una sucesión de poemas y canciones, sino del entramado sin frontera de ambas.

En este recital, el dúo toma parte de la obra músico poética de Armando Tejada Gómez, la hace propia, junto al coro de algunos poetas y músicos populares, que aportan sus voces parientes, para conformar una ceremonia, en la que tanto público como intérpretes son parte de un mismo rito. Un rito en donde el espíritu de Tejada Gómez intentará corporizarse.

Fuente: Secretaría de Cultura Mendoza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s