En cien guitarras, el recuerdo vivo de Santiago Bertiz

El sábado por la tarde, el honor y la estima hacia un grande de la música cuyana se unieron en Guaymallén. Desde temprano, las cuerdas se prepararon para vibrar al unísono y evocar en acordes la memoria de Santiago Bertiz a un siglo de su nacimiento. El tiempo acompañó con un sol que, desde lo alto, brindó el marco ideal para lo que vendría después.

Así, la plaza que lleva su nombre reunió a numerosos artistas locales que dieron vida a un repertorio folclórico de primer nivel. Participaron la Orquesta Municipal de Guitarras Tito Francia, Carlos Alcaraz, Pablo Mestre, músicos invitados por la familia Bertiz y los alumnos de los talleres de Ángel Cataldo y Pablo Mestre. Previo al espectáculo, se reemplazó por primera vez después de su inauguración la insignia patria que flamea en lo alto del espacio verde.

“Chichi” Bertiz, una de sus cuatro hijas, recordó el paso de su padre por el mundo de la música y el arraigo profundo a sus raíces: “La guitarra siempre ha sido para nosotros cotidiana, porque él las hacía en la casa de calle Lamadrid y Cobos de Dorrego. Mi papá ha sido una persona muy humilde y muy agradable con la gente, con sus compañeros de trabajo. Cuando se cumplieron los cien años, el lugar en el que él quería estar y le gustaba era este. Recuerdo que después de su apertura, le dieron la palabra y dijo “Me gustaría tener cien años para estar en esta plaza”. Eso me dio pie a hacer este homenaje tan importante con su gente. Yo sé que hoy mi papá está acá, y le agradezco a Guaymallén intensamente porque me ha dado todas las posibilidades de hacer este festejo”.

De aquellos artistas que dejan huella

Un 8 de abril de 1919, el departamento vio nacer a quien se convertiría en una leyenda de la música popular argentina: don Santiago Bertiz. Folclorista cuyano de pura cepa, y con 96 años vividos, desarrolló una exitosa y trascendente trayectoria, en la que también se destacó como compositor y luthier.

Heredó de sus padres el amor por la guitarra, y a los 25 años se convirtió en uno de los integrantes de la primera formación de Los Trovadores de Cuyo, acompañado por su compadre Hilario Cuadros. También tocó junto a grandes baluartes de la música como Tito Francia, Félix Dardo Palorma y Antonio Tormo. Fue fundador del “Conjunto de las 5 guitarras” y de “Cantares de la Cañadita”.

Su virtuosa pasión lo hizo merecedor de importantes reconocimientos. En 1997, la Legislatura Provincial le entregó la Distinción Sanmartiniana, y en 2001 fue declarado Ciudadano Ilustre por la Municipalidad de Guaymallén. Además, el Congreso de la Nación le otorgó la máxima distinción del cuerpo “Mención de Honor Senador Domingo Faustino Sarmiento”, y fue nombrado Académico de Honor por la Academia del Folclore de Cuyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s