Orquesta Juvenil de Las Heras y Ballet de la UNCuyo, juntos por primera vez

La orquesta de cámara municipal, integrada por jóvenes lasherinos de entre 16 y 24 años, estrenará la fosa de la Nave Universitaria en un espectáculo único junto al Ballet de la UNCuyo. “Las Indias Galantes” es la ópera ballet que ofrecerá funciones este jueves 21 y viernes 22, a las 21.30, en ese espacio artístico de la Universidad.

Las zapatillas de punta le dan vida a las tablas y las partituras florecen en la fosa de la sala Chalo Tulián de la Nave Universitaria (Maza 250, Parque Central, Ciudad). Allí se está tejiendo algo único, inédito para sus protagonistas y tentador para el público mendocino. Es que la Orquesta de Cámara Juvenil de Las Heras sale de sus “fronteras” para actuar por primera vez junto al Ballet de la UNCuyo, y en el marco de la inauguración de ese espacio teatral dedicado a la música en vivo para espectáculos de ballet u otras propuestas escénicas.

Desde principios de año, cada cual de las partes involucradas con sus directores al mando –la orquesta municipal con Joel Di Cicco y el ballet universitario con Marisa Manyegüi- vienen trabajando “Las Indias Galantes”, ópera ballet estrenada en París en 1735, con música de Jean-Philippe Rameau y libreto en francés de Louis Fuzelie. Será una versión propia, con coreografías de Federico Castro, Analía Iacopini y Marcela Nadal, que subirá a escena este jueves 21 y viernes 22, a las 21.30, en ese espacio de la Nave Universitaria. Las entradas están a la venta en boletería de la sala o a través de http://www.entradaweb.com, y tienen un valor general de $200.

Ensamblar la música en vivo con la danza fue un enriquecedor proceso para los jóvenes artistas. “Elegimos esta obra, esta época barroca y la trabajamos en una versión propia porque con música en vivo nunca suena igual la ópera”, explica Di Cicco, quien tiene a cargo un seleccionado de jóvenes talentos lasherinos de entre 16 y 24 años. “Es la suite de esta ópera histórica, en una puesta nueva, neoclásica, que significó un desafío para todos”, destaca el músico y director orquestal.

“Es todo un evento para ambas compañías, nuestro ballet no suele actuar con orquesta en vivo y estamos felices de estrenar la fosa de esta sala”, aporta Marisa Manyegüi, directora del Ballet de la UNCuyo. Y sobre esta pieza artística, “Las Indias Galantes”, detalla que “toma la idea original, la temática del amor, pero desde una nueva perspectiva”.

Ensayo de la obra Las Indias Galantes, que interpretarán Orquesta de Cámara Juvenil de Las Heras y el Ballet de la UNCuyo. Mendoza, miércoles 20 de noviembre de 2019. (Prensa Las Heras/Marcelo Aguilar)

El ensayo general de este miércoles fue alentador. Los tiempos de la danza y el ritmo de la música se amalgamaban con naturalidad. Tantas horas de trabajo empezaba a dar sus frutos. Sólo faltaba probar la proyección de imágenes con las que contará el show.

“En un espectáculo como este hay que ponerse en el lugar del otro, en los pies del bailarín, más que en la sonoridad de uno mismo. Y a los bailarines le debe pasar lo mismo, seguir el ritmo de lo que está sonando en directo no es lo mismo que bailar con música grabada”, reflexiona el maestro Joel Di Cicco.

De modo contrario a lo que era habitual en la ópera Bbarroca, el argumento de “Las Indias Galantes” no refiere a seres mitológicos ni héroes del pasado, sino que trata sobre amores mundanos, narrando historias de amor “galante” en lugares remotos y exóticos, comprendidos bajo el nombre genérico de “Las Indias”.

“Esta suite ha sido una experiencia muy enriquecedora y desafiante para nuestro ballet, es emocionante bailar con la orquesta en vivo, destaco la gran predisposición de estos jóvenes músicos y de su director”, sostiene por su parte Manyegüi. La directora del Ballet de la UNCuyo concluye: “Estos dos últimos meses han sido arduos, cada producción como esta lleva mucho esfuerzo tanto humano como económico, tenemos muchas expectativas con las funciones. Ojalá el público disfrute junto a nosotros”.

Argumento de la puesta para el Ballet

En un aeropuerto, una mujer atemporal invita a cuatro pasajeras a presenciar la discusión de una pareja de ancianos (el amor gastado y viejo). Las cuatro mujeres, desilusionadas de la idea romántica socialmente validada emprenden un viaje hacia lugares lejanos para encontrar nuevas formas de amor.

Así el amor de pareja (amor binario tradicional), el amor-unión entre mujeres (amor sororo), la aceptación y respeto por nosotros mismos y nuestros deseos (amor propio) y el amor despojado de todo prejuicio y normas (amor libre) se hacen presentes en lugares extraños o poco favorables, sin embargo estas cuatro viajeras pueden encontrarlo, construirlo y vivirlo acompañadas de la “consciencia”, para volver a “cruzarse” nuevamente en la sala de embarque de un aeropuerto dispuestas a seguir en viaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s