Pablo Lacoste presentó su libro “La vid y el vino”

El pasado viernes, el historiador mendocino Pablo Lacoste regresó a su departamento natal para presentar el libro “La vid y el vino”, en la Biblioteca Almafuerte.

Desde la mesa académica, y acompañado por Alejandro Aruj y Esteban Tablon, Lacoste fue describiendo el minucioso trabajo de investigación, conformado por cuatro capítulos que recorren la historia socioeconómica de la vitivinicultura en el Cono Sur, desde la época colonial hasta la actualidad. Las reseñas comienzan en Perú, siguen por Paraguay y Chile hasta llegar a Mendoza, definida por el investigador como “la primera potencia vitivinícola de América Latina y la quinta a nivel mundial”. También abarca la región de Brasil y la competencia en producción entre Argentina y Chile.

Durante la presentación, el autor puso un énfasis en el enorme valor cultural de la Fiesta de la Vendimia. “Como mendocinos tenemos que dejar de tener tanta confianza en que venga una mega empresa a salvarnos; su único objetivo es la rentabilidad. Nuestra cultura, la vendimia nos permiten poner en valor un producto, no hablo del producto en sí mismo sino de lo que esto significa. Tiene una fiesta, teatro, historia, leyendas, mitos y baile. Estas danzas comenzaron con la población afrocuyana esclava que trabajaba en la cosecha, pisaba la uva y hacía su fiesta; estos festejos fueron evolucionado de generación en generación hasta llegar a ese espectáculo maravilloso que tenemos hoy. Es una cosa increíble, un milagro que no hemos valorado todavía. La vendimia hace del vino un producto cultural, pero esto es una construcción de abajo para arriba que involucra a todos los distritos, los 18 departamentos y termina montándose, hace casi cien años, en un fenómeno antropológico de escala universal”.

La presentación del libro contó con la compañía artística de Devas trío Jazz, integrado por Mariano Moreno (piano), Diego Álvarez (bajo) y Edgardo Picón (batería).

Pablo Lacoste y su labor como historiador

Lacoste es reconocido por su labor a nivel mundial, es doctor por la Universidad de Buenos Aires y doctor en Estudios Americanos por la Universidad Nacional de Chile. Se desempeña como director de la Revista Iberoamericana de Viticultura, Agroindustria y Ruralidad (RIVAR) y como titular del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Santiago de Chile. Además, forma parte del Comité de Ciencias Sociales del Consejo Nacional de Acreditación y de la Comisión Constructora de ítem PSU Historia y Ciencias Sociales.

El pasado 2 de noviembre participó de las II Jornadas de Gobiernos Locales en el Espacio Cultural Julio Le Parc. Allí, expuso los resultados de una investigación muy valiosa a nivel departamental: el primer espumante de la Argentina nació en 1902 en Guaymallén, precisamente donde hoy funciona la Bodega Santa Ana, y fue gracias al modesto inmigrante alemán Carlos Kalless que montó una PyME en ese terreno de Buena Nueva para innovar un producto vitivinícola internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s