Así luce el renovado Centro Cultural Pascual Lauriente

El espacio ya quedó habilitado para el uso y disfrute de la variada agenda departamental. El concepto está basado en la inclusión, la identidad y la accesibilidad

La obra de remodelación integral del Centro Cultural Pascual Lauriente llegó a su fin. El resultado es un moderno sitio que refuncionalizará uno de los núcleos culturales más importantes de Guaymallén.

Los trabajos comenzaron a fines del año pasado y comprendieron una serie de intervenciones que a partir de ahora permitirán optimizar los servicios y brindar un espacio de calidad para los artistas, el público y los empleados del municipio que allí desempeñan su labor.

En el interior, se renovaron todas las instalaciones sanitarias y eléctricas, se creó una cisterna para el almacenamiento de agua, se concretó un nuevo sistema de climatización con equipos frío-calor, se recambiaron todos los pisos por porcelanato, se colocaron cortinas black out en las ventanas y se revistieron en madera las escaleras. Además, se previeron todos los elementos de seguridad necesarios para resguardar el lugar ante incendios o situaciones de peligro. A saber, matafuegos, cartelería, luces de emergencia y puertas de salida con barral antipánico tipo touch. Todo esto se completó con barandas, tareas de carpintería y pintura en todo el edificio e iluminación tipo LED.

Concretamente, en planta baja se reformaron el hall y el sector administrativo y de recepción, que contiene una pequeña cocina con mueble bajo mesada, alacena, calefón y anafe eléctricos. Un detalle importante es que se construyó una rampa en el costado derecho de acceso al escenario y una nueva cabina para operación de sonido, ubicada en la misma margen. En cuanto al equipamiento móvil, se incorporaron butacas y telones. A esto, se sumó la intervención realizada en vestuarios y sanitarios, que fueron completamente reciclados y revestidos, incluyendo un baño para personas con discapacidad que anteriormente no existía.

Por su parte, en la planta alta se acondicionaron las dos salas: la del lado oeste estará destinada a capacitaciones, por lo que en ella se ha dispuesto una pantalla acompañada por numerosas sillas; mientras que la del este, conserva algunos muebles donados de la casa de Pascual Lauriente.

El concepto de inclusión también se trasladó hacia el sector exterior, donde puede apreciarse un atrio de grandes dimensiones que se utilizará como antesala abierta y escenario para fiestas o actos al aire libre. Implica dos rampas laterales, escalinatas, canteros y una fachada estéticamente renovada que sella la identidad y el carácter del espacio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s